domingo, 27 de septiembre de 2009

Robinson Crusoe y el sexo


No se si habrá alguien haifuera . ¡¡Esto describir para sabe dios quien¡¡ y si además el que escribe sabe que no hay nadie, es un poco anticonceptivo o anticonceptual (queseyo); mas o menos, como mi arte, o como este bloj, que siendo un bloj anticonceptualista, es un bloj serio, pero que muy serio; por lo que ustedes lo disfruten; y aunque parezca de vez en cuando un despiporre - que lo es - (pero despitorrado en el sentido serio de la palabra), es , como digo, un bloj, no solo serio y despiporrante, sino que ademas con fundamento, como el perejil.

Vomito to esto porque como el fin de semana no he tenido nada que hacer pues madao por ponerme a pensar (¡¡con lo malo queseso¡¡) y samacurrido una gilipollez sobre el asunto del arte en general , del arte en capitán, del arte en sargento y del arte en cabo arrestao.
Es sobre el tema de la creación: la creación del ser humano dentro de la categoría de artista. Y es por eso mismo por lo que creo que el arte no existe (como dice Gombrich) , sino que existen los artistas. Lléndonos al meollo del asunto, se puede decir quel artista crea, crea de la nada para dar a luz su obra. Obra que es de arte si así es considerada por el autor o por el creador. Y ya puede venir el ministro de cultura, un ejercito de críticos artísticos y la puta madre que los pario, que si tan solo el creador determina que es arte y tan solo él, es porque es arte; luego llego yo, y digo que: por la poya eso va a ser arte, y también tengo razón; y no es arte pues yo no lo considero así, y si los críticos dicen por unanimidad que no es arte pues es que no y ellos sabrán que son los que se dedican a esto de catalogar el arte en lo que es y lo que no lo es, y podrán coincidir conmigo y entonces estaré de acuerdo con ellos, o no coincidirán y uno de los dos pensará quel otro esta equivocado; y el otro , que seguro que seré yo, no pensare nada, y aunque el autor crea ques arte, quentonces lo es, y los críticos crean que no, quentonces no lo es, pues al final lo que acaba ocurriendo es quel arte es una cosa compleja de definir y sujeta a valores variables según la época el artista, el critico y el que contempla la obra, que al contrario de lo que todo el mundo cree, es el que tiene la ultima palabra. Y es el que tiene la ultima palabra por dos cuestiones de mucho peso: peso a) - es el que compra o no compra. peso b) - es el ultimo en hablar.
Como ademas de ser el ultimo en hablar es a quien va dirigida la obra, pues es el que tiene razón.Y como decía al principio de mintervencion todo esto se me ha ocurrido el fin de semana porque he encontrado unos escritos de mi abuelo el artista, (pintor, escritor , escultor taxista y mujeriego) - y gran amigo de Pablo Picasso en París, donde vivía (mi abuelo) por razones obvias a su tendencia artística (luego se vino a España por razones obvias a sus ideas políticas e hizo el gilipollas, porque no duro ni treinta telediarios). Picasso no mepreocupado denterarme todavía. Y mi abuelo, que también se comía la pelota con esto del arte, escribió una ensayo novelado sobre la figura de Robinson Crusoe, que transcribo aquí literalmente y como buenamente pueda, pues el francés no es lo mio. A mi me va mas lo del misionero. Mas o menos viene a decir que no es coherente que el artista este solo, que para que haya arte tiene que haber alguien a quien vaya dirigido, Incluso que aveces si estas solo pues te lo diriges a ti mismo, arriesgándote a que al final entres en un ciclo de endogamia artística y que te guste todo locaces: como dijo Tiziano cuando entrego el retrato del papa Inocencio X:
- "Es feo de cojones pero es mi hijo"




Ahora sé que si la presencia del otro es un elemento fundamental para el individuo humano, no es, irreemplazable. Necesario, desde luego, pero no indispensable, como dicen de si mismos con humildad los Amigos de George Foz, otro tal vez suplantado por aquel a quien rechazan las circunstancias. Reemplazar lo dado, por lo construido, problema general, problema humano por excelencia, si es verdad que lo que distingue al hombre del animal es que él no puede conseguir mas que con su propia industria, lo que la naturaleza da gratuitamente al animal - su vestido, sus armas, su pitanza-. Aislado en mi isla podría hundirme en el nivel de la animalidad al no construir cosa que por lo demás empece a hacer, o al contrario, convertirme en una especie de superhombre al construir mucho mas, ya que la sociedad no lo hacía por mí. Por tanto, yo he construido y continúo construyendo, pero en verdad la obra prosigue en dos planos diferentes y en dos sentidos opuestos. porque, si en la superficie de la isla prosigo mi tarea de civilización - cultivos, leyes, administración, auto reconocimiento de mí - copiada de la sociedad humana y por tanto de alguna forma, retrospectiva, al mismo tiempo, me siento marco de una evolución mas radical que sustituye las ruinas, que la soledad crea en mi, con soluciones originales, todas mas o menos provisionales y vacilantes, pero que se parecen cada vez menos al modelo humano del que partieron. Para terminar con la oposición entre estos dos planos:no me parce posible que su divergencia creciente pueda agravarse hasta el instinto. Fatalmente habrá de llegar un tiempo en el que Robinson, cada vez mas deshumanizado, no podrá ser el gobernador y el arquitecto de una ciudad cada vez mas humanizada. A veces descubro ya saltos en el vacío en mi actividad exterior. Me sucede que trabajo sin creer verdaderamente en lo que hago, y la calidad y cantidad de mi trabajo ni siquiera se resiente por ello. Muy al contrario, hay en ciertos esfuerzos una cierta borrachera de repetición que consigue anular cualquier deserción del espíritu: se trabaja por trabajar sin pensar en el fin que se persigue....... y sin embargo, no se agujerea indefinidamente un edificio sin que termine por derrumbarse. habrá un momento en que la isla administrada y cultivada dejara de interesarme por completo. Entonces habrá perdido su único habitante.......
¿Entonces por qué esperar? ¿por q
ué no decidir que ese día ha llegado? ¿por qué? Porque en el estado actual de mi animo eso seria recaer en la ciénaga. hay en mi un cosmos en gestación. Pero un cosmos en gestación puede llamarse un caos. contra ese caos, mi único refugio, mi única salvación es la isla administrada - cada vez mas administrada, porque en este campo solo se mantiene uno de pie si se sigue avanzando. Ella me ha salvado. me salva todavía cada día. Sin embargo el cosmos puede buscarse. Tal o cual parte del caos se ordena provisionalmente. por ejemplo, yo había creído encontrar una formula viable en el arte. era un error, pero la experiencia ha sido útil. Habrá otras mas. no se adonde va a llevarme esta creación continua de mi mismo. si lo supiera, es que estaría terminada, cumplida y definitiva.
igual el deseo. Es un torrente qu
e la naturaleza y la sociedad han aprisionado en una presa, en un molino, en una maquina, para someterle a una finalidad que por si mismo no cuida: la perpetuación de la especie.
Yo he perdido mi presa, mi molino, mi maquina. Al mismo tiempo que toda la construcción social, que se desmorona en ruinas dentro
de mi de año en año, ha desaparecido también el resguardo de instituciones y mitos que permiten al deseo tomar cuerpo, en el doble sentido de la palabra, es decir, darse una forma definida y fundirse sobre un cuerpo femenino. (Aquí se ve que a mi abuelo se le iba la olla a lo de siempre pues estaba mas salido quel pico duna plancha: "nota del autor". Resulta insuficiente decir que mi deseo no esta ya canalizado hacia los fines de la especie. ¡¡ni siquiera sabe a que aferrarse¡¡ Hace tiempo mi memoria se hallaba lo suficientemente nutrida como para proporcionar a mi imaginación criaturas deseables aunque inexistentes. pero ahora eso se ha acabado. no son mas que cosas vacías y disecadas. yo pronuncio: mujer, pechos, caderas, muslos separados por mi deseo. ¡nada¡ . la magia de esas palabras no actúa. sonidos flatus vocis ¿quiere decir que mi deseo ha muerto a su vez de inanición? ¡¡en absoluto¡¡ Siento de continuo murmurar dentro de mi esa fuente de vida, pero ha pasado a ser totalmente disponible. En lugar de encarrilarse dócilmente en la cama preparada de antemano por la sociedad, desborda por todos los lados y fluye en todas las direcciones, buscando como a tientas un camino, el buen camino donde se recogerá y rodara unanimamente hacia un objeto: el objeto artístico

¡¡Anda mi madre¡¡ . A ver si mi abuelo, el salido , estaba hablando de arte en lugar de sexo. O es que será lo mismo una cosa que otra, siendo lo que lo hace diferente el objeto conseguido: en unos casos la criatura humana que perpetua la especie y en otros la criatura artística que perpetua también la especie pero en el ámbito intelectual, espiritual, de emoción, arte, en fin artisticica, ¡¡joder, esto se complica cada vez mas¡¡. A ver¡¡: creación es procrear, perpetuacion de la especie humana. ¿o perpetuacion de uno mismo? ¿auto idolatría? ¿autoprocreacion? ¿seguir vivo mas allá de la muerte?. Creas para fecundar a la hembra (¿o fecundas a la hembra para crear?). En el caso del arte antiguo esta claro "fecundar a la madre naturaleza, la hembra por excelencia" . Pero hoy en día las cosas han evolucionado y gracias a Cezanne y posteriormente a Picasso el arte ha evolucionado hasta convertirse en: fecundarse uno mismo, dentro de una clave de auto onanismo, osea masturbarse con el arte, hacerse una paja contemplando el cuadro (difícil y ardua tarea si has pintado un bodegón con botijos y patatas pero en fin "la imaginación al poder".


El artista desea, concibe, seduce, se seduce a si mismo, se preña a si mismo para al final parir una obra de arte que al fin al cabo es su perpetuacion en este mundo. Como si los cuadros fueran sus hijos , nuestros hijos , los hijos de la sociedad. Hay a veces que , incluso al igual que pasa con los hijos, no estamos satisfechos de su destino y "nos los comemos" al igual que sabiamente hacen los leones al comerse a sus crias, las cuales son rivales potenciales en un futuro, y rompemos la obra de arte, rompemos nuestro lienzo, pues no nos satisface lo pintado, pues no es la perpetuacion que queremos. Y eso es lo que, por ejemplo, le paso a Goya ya en su etapa final cuando se volvió sordo a las alabanzas y por tanto más critico con su creación. Y pintando la divinidad de Saturno, musa inconmensurable de todo acto vital para la existencia, en un similituarse con Él, y al no satisfacerle el camino que tomaba la creación de su arte, hizo del cuadro un parricidio, expresando su disconformidad con la perpetuacion de la cólera de saturno, -metáfora de si mismo - y cometió el suicidio del artista . Se hizo devorar por el mismo para así salvaguardar la función procreadora del arte


Pues todo eso es lo que escribía mi abuelo hablando sobre su arte en la pintura. Cogió un paralelismo al mito de Robinson Crusoe y le quedó de puta madre. Debió ser un tipo ingenioso. Lastima que le fusilaran por rojo en la guerra civil. y eso que no lo era , que era más aristocrático que la madre que lo pario. Lo que pasa que como era artista y había vivido en Francia pues que en aquellos tiempos de incertidumbre los metían a todos en el mismo carro -¿francés? ¿artista?: maricón -. en fin : que no vuelva a ocurrirle a nadie.



No hay comentarios: