jueves, 17 de diciembre de 2009

CASCO DE POLITICOS

- ¡bueno ¡¡ Excepto la Sorayita questá como un queso con membrillo¡¡ - hija, yo que tu dejaba la política



España desmembrándose y este jugando al parchís

Y este pedo de Coca Cola

Esta a lo suyo, que ya es mucho

Este solo piensa en liftins y aprender catalán

- Yo ya no juego, así camí dejaDme en paz

- De todas formas me voi a camuflar no sea que vengan los de la Haya de los cojones.

- Y yo partiéndome el culo

- Hijo de puta¡¡¡


- toma¡¡¡ y este dabajo también¡¡ y nadie le dice na

- Es que yo soi americano del norte de norteamericana

- Y yo de Bilbao

-¿quien coño me ha cogido el casco?

- yo no sido, pero si lo veriguas dímelo que le pongo una demanda por agresión cómica. Que la gente se cree que la risa vale pa todo.

Cayer caí derrotado por las cosas de la política y las impertinencias humanas y estoy que no vivo en mi de arrepentimiento y autoflagelación, por intentar desde el bloj abrir los ojos a vete tu a saber quien; por lo que ahora mismo en lugar de infusión a lo Ferrán Adriá, mestoi tomando un te de lo mas vulgar, y mi cabeza parece questá llegando a un estado estable para poder escribir de arte, porque de política no merece la pena. Sólo destacar, que si a alguno se le ocurre pensar que el tema de las declaraciones de los políticos son inanes a la sociedad, ¡¡¡que por la poya¡¡¡, que si Guayomin provocó to esta vorágine de mentiras, hipocresías, sandeces y mas atasco en los , ya de por si atascados tribunales, qué no provocaran los tertulianos como Jimenes los Santos, Juan Manuel de Prada y demás agitadores sociales con sus arengas de odio y proclamas ala rebelión antidemocratica de hacia los que no son de los suyos. Así que dejemos la apología al desmembramiento de España a ellos, y yo como buen zapatero (no es metáfora de afinidad) que soi, al lo mio: ques dilucidar sobre el arte, y mas ahora que se me ha ocurrido una relación entre sociedad desmembrada y arte social:
Antes de presentarse bajo la forma ejemplar de relaciones entre le obra y su publico, la doble influencia que tiene la sociedad sobre el arte y el arte sobre la sociedad se expresa de varias maneras tan reveladoras como iniciadoras. Ante todo no se puede negar el carácter fundamentalmente artístico de la sociedad, ya que el desarrollo en si de la vida social presupone actos creativos que inventan las figuras y producen las manifestaciones de esta vida. Las instituciones políticas y jurídicas son el resultado de una actividad creadora que solo la imaginación puede provocar y encauzar. en este sentido, la sociedad es una verdadera "vida de las formas" y un ejemplo incomparable de la actividad "poética". Las ceremonias de la vida social, publica y privada, tanto política como religiosa, exigen la intervención de una intensa actividad formativa, que se manifiesta en la creación de los rituales, de los códigos de cortesía, de los tratados de urbanidad: ya que es evidente que los ritos prescritos y las reglas de decoro presuponen no solo una intención civilizadora y fuerza de costumbre, sino también una imaginación figurativa y una voluntad de hacer arte. los discursos públicos y las conversaciones privadas intentan conseguir cierta elegancia formal e implican cierta pesquisa en pos de los efectos: este es, en efecto, el origen de cualquier elocuencia, la de la cátedra, la del foro, la de la tribuna y todo el encanto de una conversación brillante e ingeniosa. A las personas, los locales, los edificios dedicados al culto religioso, a las ceremonias cívicas y a las conversaciones privadas les agrada que se cuide su decoración, mobiliario y arquitectura. Fruto de ello es el carácter artístico de los gestos, del aspecto , de la decoración requeridos por la solemnidad de las reuniones y por el tono de los encuentros; el conjunto de las artes que sugiere la función eminentemente social de la religión, tales como la liturgia, la música sacra, la arquitectura religiosa; así como las paradas, la arquitectura civil, el urbanismo; incluso las artes que representan los placeres de la sociedad, la danza los juegos , la moda. Se trata de una actividad formativa inherente a la sociedad e indispensable para el propio desarrollo de la vida social, y que , en un momento dado, se acentúa y ahonda en una búsqueda consciente de los efectos y una evidente intención artística. Y de esta forma, el acto innovador y original del arte surge como prolongación de una actividad que, por una parte lo prepara, lo sugiere , lo perpetua y, por otra , lo reclama, lo exige,lo suscita.
y esto es todo lo que ha dado de si el te. Me voi a hacer un café que me ha dado el subidón espiritual y voi a pintar unos retratos que me han encargado diversas personalidades de la alta vida social de la prisión de Guantanamo, en los que deberían estar por unos días para que supieran a lo que se dedican.

La Soraya no, questa mu buena¡¡¡


Este si¡¡¡




Este tampoco que solo es escritor difamatorio


- JODER¡¡¡ ni con el frotoson se le quita la cara de mala hostia¡¡¡

-jijiji ¡¡¡un casco de Rembrandt¡¡¡ lo que voi a sacar en la galaxia de la compra-venta


Mas parecen revelarnos el espíritu y la personalidad del modelo.

2 comentarios:

Avidya dijo...

qué manía con la soraya ¡pero si es lo más antierótico que ha parido madre, después de la vice delavega! mira que si te gusta la so-rayá o sosaya voy a empezar a dudar de tu -hasta ahora- incuestionable sensibilidad estética. La sor aya es más fea quel copón...y lo digo yo que no teno niputidea darte pero algo de tías sé.
y por cierto que asco de políticos. pero algunos me provocan pequeñas náuseas y otros auténticas vomiteras.

Mmmonettt dijo...

tienes razón: Hay una gran escala de repulsión dentro de los políticos. También hay un valor que no he comentado, que es el de la pena: a mi zapatero me da pena: entro con ganas dacerlo bien, y honesto, pero se le ha echado la política encima y sa vuelto mas viejo y menos gustoso. el aznar asco y verguenza ajena, de lo bobo que es y que en su casa no lo sepan. el rajoi no me cae mal, pero igual, que le puede la política y esta degradado. y ya la Aguirrre es indescriptible: la ruindez política convertida para mas colmo en mujer. si lo mismo hasta la Iglesia va a tener razón.