jueves, 10 de diciembre de 2009

que bonito es leer



Gartner no tuvo tiempo de felicitar a su ayudante por esta promoción. Desde hacia poco se hablaba de una importante empresa, conocida con el nombre de operación Van Gogh y debida a la iniciativa del Reichsführer S.S. en persona. Se trataba de seleccionar y deportar a Alemania, con destino a unos pueblos especialmente construidos a tal efecto, entre cuarenta y cincuenta mil niños blancos de la región rusa de Rutenia, que tenían entre diez y catorce años y venían de tierras ocupadas por el Grupo de Ejércitos del Centro. Alfred Rosenberg, ministro de los Territorios Ocupados del Este, oponía nuevamente la mas obtusa incomprensión a los promotores de aquella operación puramente S.S., objetando que unos niños tan jóvenes serían para el Reich una carga mas que una positiva aportación de mano de obra, sugiriendo que se limitaran a chicos de edades comprendidas entre los quince y los diecisiete años. En vano le explicaron pacientemente los emisarios de Himmler que no se trataba de una tosca transferencia de trabajadores manuales, sino de una transfusión que se llevaría a cabo en las profundidades biológicas de ambas comunidades, destinada a debilitar de modo decisivo las fuerzas vivas de los vecinos eslavos. Al final, hubo que resolverse a actuar al margen del Ministerio.
Y aquí es donde entra la similitud con la situación del arte en el periodo de la Historia de nuestros días - 18 horas 44 minutos del 10 de Diciembre de 2009 - en donde prima la democracia , muy loada, aunque falsa forma de gobierno, pues a fin de cuentas no deja de ser una dictadura más, como la del proletariado o la de las buenas intenciones de los Super Padres de la Patria (Pinochet, Franco , el Papa o Fidel Castro - que que buenos son, que nos llevan de excursión -), y por tanto donde lo feo se esconde y solo se enseña la cara bonita de la moneda (la hipocresía llevada al limite como forma de gobierno, aceptada por todas las camadas de borregos que somos todos; todos los que votamos, todos los que despotricamos de como está el mundo cuando leemos el periódico, pero que cuando el tiempo del bocata se acaba, nos vamos corriendo a la sección de deportes a ver que ha hecho nuestro equipo, todos los que hablamos de la crisis desde el calor de nuestro Audi TT i 16 v GT inyecction 4x4=16). Y todo esto, aunque parezca aberrante, ocurre al contrario que en la Alemania nazi, la Alemania de Göering, Himmler, Gebbels y algún loco mas, pero también la Alemania de Furtcher, Blättchen y Triefauge, personas buenas por excelencia , artistas de alma curtida por su emoción, pero que se vieron inmersas en el Gran Engaño de la Nueva Europa del Arte, la Alemania que había parido el expresionismo, el movimiento artístico por excelencia, aquel que comulga con el autor y su yo artístico mas profundo y que a la vez hace comunión con el primer arte: el arte prehistórico, donde mucho lelo no ve mas que ritual para la caza y donde no saben ver, que aquellos caballos y mamuts no eran otra cosa que lo que llevaban dentro de si en sus primigenias cabezas, porque no había mas en lo que pensar que en lo que se veía, ya fuera dentro de su corazón, o fuera, en el medio hostil en el que vivían. Y no quiero decir que el alimento de la imaginación que precede a toda creación , de dichas obras de arte en la roca cavernosa, hubiera sido un festín de carne , pues fieles a su rareza (en aquel mundo de brutos cazadores, los artistas paleolíticos no dejan duda, según testimonia su carácter artístico que debían ser vegetarianos, donde todo arte estaba sugerido por y para la exhaltación de la belleza, aunque las connotaciones que se puedan sacar a la raza , a la limpieza étnica y a demás menesteres políticos o sociales, aquí si vale la diferenciación, puedan parecernos extravagantes desde un punto de vista artístico. Si tenemos en cuenta que el arte no es una mera exposición de belleza (recordemos las palabras de Caravaggio) sino que es mas bien el testimonio de una etapa de la historia, y mas en nuestros días el testimonio del artista (con esto hago un llamada de atención en el progreso que hemos tenido los artistas, pudiendo parar el mundo y bajarnos de Él), para transmitir al contemplador de nuestras obras , al espectador y por ende a la sociedad, aunque se trate de una minoría , que queda como testigo y embajador de la misma.
Para acabar, pues no encuentro luz que me señale el final del túnel, (y podría estar con esta queja político - artística hasta el final de mis días), he de decir que hay autores que se implican, no ya con la Sociedad, pues es muy fácil sucumbir a la facilidad de sumergirse en el torrente donde no tenemos control, sino en una ínfima parte de ella , pero a la vez la mas enorme y la mas inaprensible , pues se implican en ellos mismos como parte de ese todo que sin serlo se abarca con su mirada y su expresion artística. Entre esos autores, y aquí no puedo ni debo ser hipócrita, ni falso modesto, me incluyo , a veces muy a mi pesar por la carga que conllevo sin recompensa. Y sin desmerecer a grandes maestros debo nombrar a los portadores de la llama del verdadero arte, van Gogh y Cêzanne, y ya en nuestros días a Castro Alonso, aquí en Alicante y a Javier Dugnol en Madrid.
Os mando un saludo y recordad que el mundo, que no el arte (pues esta manifestación pictórica no es mas que el volante que dirige nuestros designios) está en vuestras manos.
con cariño J.M.



Obras de Marianna Gartner, Javier Dugnol y Castro Alonso


- macho¡¡¡¡ ¿tu has entendido algo?
- pues si tío, no es tan difícil; mira¡¡¡: Hay una naranja, bueno dos, solo que una está escondida, y luego una manzana que es la roja; luego están unos árboles que es como si fuera la Naturaleza y el cielo detrás.
- ¿Y las rayitas verticales?
-Eso es la descomposición del espacio-tiempo en fragmentos, que a la vez que separan los ámbitos vitales multidisciplinares, también están formando la unicidad del principio artístico, que es, que todos somos uno a la vez que diferentes espíritus de una grande u misteriosa fuerza que nos sucumbe.
- ¿te importa que me vaya?¡¡¡ Es que he he quedado.
- vale¡¡ yo me voy a lo que ya sabes.



Cuando sentimos que un artista ha vencido todas las dificultades, sentimos que ha logrado algo en lo que nada puede ser añadido, algo que está verdaderamente acertado, un ejemplo de perfección en nuestro muy imperfecto mundo.
Rousseau

4 comentarios:

Avidya dijo...

que? ya hemos vuelto a fumar, no?

Mmmonettt dijo...

que va¡¡¡ si ya no fumo maría, que me da tos. Ahora mago infusiones que ya querria el del Bulli,(¿ferrán Adriá?).
el otro dia mice una de pimienta, lentejas, manzanilla, nescuí, nuez moscada y pelusones: que asi me dió.

campoazul dijo...

Jo, que profundo! me da que no pillé mucho..., que yo de política ando pez. Eso si, me gustó el cuadro ese desfrangmentado...

Un besito.

Avidya dijo...

Aahhh ahora lo entiendo todo; mejor sustituye las lentejas por más pelusones y verás qué bien...aunque casi mejor, la tos.